Higiene y Seguridad Laboral | Calidad
118
post-template-default,single,single-post,postid-118,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Sociedad

Calidad

Fuente: http://www.gestiopolis.com

A través de los tiempos y luego de la revolución industrial el hombre a buscado tratar de producir a mayor cantidad y menor costos, por medio de sus empresas e industrias, siendo las mismas la generadora de millones de empleos alrededor del mundo.

El hombre mismo ha ido evolucionando muchas formas de llevar sus productos lo más cerca de la excelencia, para ello se han creado programas que los llamamos de mejoramiento continuo, los cuales buscan la calidad total de los productos, partiendo desde el inicio del proceso.

De un mismo modo siendo los procesos generadores de empleo, se entiende que el recurso humano es parte fundamental del mismo, y es allí donde la higiene y la seguridad industrial forman parte activa del mismo

Es por ello que en el siguiente trabajo tratara de aclarar, explicar los distintos programas de Mejoramiento Continuo y su relación ya sea directa o Indirecta con la Higiene y La Seguridad Industrial Y el Medio Ambiente, Sirva pues el presente trabajo para dejar por sentado la vigencia y la necesidad del profesional en la Higiene Y la Seguridad Industrial en esta sociedad Productora y Consumista.

Calidad es el conjunto de características de un producto que satisfacen las necesidades de los clientes y, en consecuencia, hacen satisfactorio al producto. A este significado, se le puede añadir un matiz complementario importante: la Calidad también consiste en no tener deficiencias.

Si la Calidad consiste en facilitar productos satisfactorios para el cliente, habrá que implicar en ella a todas las actividades mediante las cuales se alcanza esta satisfacción, independientemente del lugar de la organización en que ocurren. Esto significa obtener:

  • La Calidad de los productos.
  • La Calidad de los suministros.
  • La Calidad de los procesos.
  • La Calidad de los recursos, tanto técnicos y humanos, como materiales.
  • La Calidad de las actividades de gestión.

A esta filosofía, que pretende abarcar a toda la organización y a todas sus actividades, es a lo que llamamos Calidad Total. Pero la Calidad Total (CT) no es, únicamente, un modo de pensar. Es, sobretodo, un conjunto de principios y métodos que procuran la meta de la satisfacción del cliente. Y al menor coste.

Para comprender la CT en toda su amplitud, hay que citar un conjunto de fundamentos básicos. Calidad Total implica:

Orientar la organización hacia el cliente. Satisfacer los requerimientos del cliente es lo principal. Con este objetivo, la organización debe girar en torno a los procesos que son importantes para este fin y que aportan valor añadido. Esto implica superar la visión clásica de que la responsabilidad sobre la Calidad es exclusiva de los departamentos encargados del producto o servicio. La acción de otros tendrá efecto, en más o menos grado, sobre el resultado final.

Ampliar el concepto de Cliente. Podemos concebir a la organización como un sistema integrado por proveedores y clientes internos. Aplicar la Calidad, significa que hay que satisfacer, también, las necesidades del cliente interno.

Poseer liderazgo en costes. La calidad cuesta, pero es más cara la no – calidad. Si se trata de centrar la atención en las necesidades y expectativas del cliente, éstas serán mejor atendidas si el coste trasladado al cliente es más bajo. Esta reducción de costes permite competir en el mercado con posibilidades reales de éxito. Se hace necesario, por tanto, reducir los costes de no-calidad.

Gestionar basándose en la prevención. La idea subyacente es la de hacer las cosas bien a la primera. Es mejor que las acciones clásicas de detectar y corregir. Se reduce la necesidad de aplicar acciones de control, minimizando los costes.

Potenciar el factor humano. La calidad no se controla, se hace. Y es realizada por las personas que conforman la organización. Todas, sin excepción. Por lo tanto es imprescindible establecer una gestión de los recursos humanos desde la motivación para la Calidad y la participación.

Mejora permanente. La Calidad ha de ser concebida como un horizonte, no como una meta. No se llega a la Calidad Total, se persigue un horizonte que se amplía a medida que se avanza. Aquí está implícita esta idea de mejora continua. Siempre es posible hacer las cosas mejor y adaptarse más precisamente a las necesidades y expectativas del cliente que, por otra parte, son dinámicas.

 Aplicación

Dicho programa de mejoramiento continuo puede ser aplicado en campo de la higiene y de la seguridad, se observa claramente que en sus postulados incluye el de Gestionar basándose en la prevención y el de Potenciar el factor humano. Siendo estos, principios fundamentales en campo de la seguridad dado que la Prevención es pilar fundamental en la Gestión de la Seguridad. Por otro lado la potenciación del factor Humano es el motor que impulsa el crecimiento de la cultura de seguridad en los trabajadores que es el sentido de ser de la higiene y de la seguridad.

Entendiéndose claramente que la idea de Gestionar en base a la prevención tal cual como lo dice el postulado de dicho programa, da vida activa al profesional de la higiene y la seguridad, puesto que el mismo contempla que la idea de hacer las cosas bien desde un principio es mejor que detectar y corregir. Ya que las mismas minimizan los costes.

Evidentemente los programas de mejoramiento continuo buscan la mayor productividad de la empresa y para que la implantación de cualquier programa sea exitoso deberán cumplir todo el proceso, que no son más que los pasos básicos de la implantación. Y queda por sentado que en este programa la higiene y la seguridad a través de la Prevención son parte fundamental en la implantación y éxito del mismo.

Ingresar un comentario

happy wheels