Higiene y Seguridad Laboral | ¿Por qué son importantes la salud y la seguridad laborales?
161
post-template-default,single,single-post,postid-161,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Higiene y Seguridad Laboral

¿Por qué son importantes la salud y la seguridad laborales?

 

El trabajo desempeña una función esencial en las vidas de las personas, pues la mayoría de los trabajadores pasan por lo menos ocho horas al día en el lugar de trabajo, ya sea una plantación, una oficina, un taller industrial, etc. Así pues, los entornos laborales deben ser seguros y sanos, cosa que no sucede en el caso de muchos trabajadores. Todos los días del año hay trabajadores en todo el mundo sometidos a una multitud de riesgos para la salud, como:

  • polvos;
  • gases;
  • ruidos;
  • vibraciones;
  • temperaturas extremadas.

Desafortunadamente, algunos empleadores apenas se ocupan de la protección de la salud y de la seguridad de los trabajadores y, de hecho, hay empleadores que ni siquiera saben que tienen la responsabilidad moral, y a menudo jurídica, de proteger a sus trabajadores. A causa de los riesgos y de la falta de atención que se prestan a la salud y a la seguridad, en todas las partes del mundo abundan los accidentes y las enfermedades profesionales.

El costo de los accidentes y las enfermedades profesionales

¿Cuánto cuesta un accidente o una enfermedad profesional?

Los accidentes o las enfermedades relacionados con el trabajo son muy costosos y pueden tener muchas consecuencias graves, tanto directas como indirectas, en las vidas de los trabajadores y de sus familias. Para los trabajadores, una enfermedad o un accidente laboral suponen, entre otros, los siguientes costos directos:

  • el dolor y el padecimiento de la lesión o la enfermedad;
  • la pérdida de ingresos;
  • la posible pérdida de un empleo;
  • los costos que acarrea la atención médica.

Se ha calculados que los costos indirectos de un accidente o de una enfermedad pueden ser de cuatro a diez veces mayores que sus costos directos, o incluso más. Una enfermedad o un accidente laboral puede tener tantísimos costos indirectos para los trabajadores que a menudo es difícil calcularlos. Uno de los costos indirectos más evidente es el padecimiento humano que se causa en las familias de los trabajadores, que no se puede compensar con dinero.

Se estima que los costos de los accidentes laborales para los empleadores también son enormes. Para una pequeña empresa, el costo de tan sólo un accidente puede suponer una catástrofe financiera. Para los empleadores, algunos de los costos directos son los siguientes:

  • el tener que pagar un trabajo no realizado;
  • los pagos que hay que efectuar en concepto de tratamiento médico e indemnización;
  • la reparación o la sustitución de máquinas y equipos dañados;
  • la disminución o la interrupción temporal de la producción;
  • el aumento de los gastos en formación y administración;
  • la posible disminución de la calidad del trabajo;
  • las consecuencias negativas en la moral de otros trabajadores.

Ingresar un comentario

happy wheels