Higiene y Seguridad Laboral | Una fosa séptica con neumáticos reciclados
174
post-template-default,single,single-post,postid-174,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Sin categoría

Una fosa séptica con neumáticos reciclados

La necesidad de sectores periféricos de tratar las aguas negras de las viviendas en la ciudad de Uberlandia, Brasil, llevó a plantear una interesante alternativa que incluye la reutilización de materiales que de lo contrario serían descartados y aumentarían la basura urbana, al mismo tiempo que resuelve parte del problema del saneamiento, común en muchas ciudades en el mundo.

Mediante estudios e investigaciones, el Departamento Municipal de Aguas y Aguas Residuales (DMAE) de esa ciudad fue el órgano responsable de la creación del sistema y de la construcción de esta novedosa propuesta.

Orlando Resende, director general de DMAE, explicó que la contaminación del agua por los pozos negros es una situación que Brasil aún no se ha resuelto y que se repite en Uberlandia rural. “Entendemos que los residentes de la zona rural tienen los mismos derechos en materia de saneamiento que el residente de la zona urbana. Hay que eliminar los pozos negros, ya que son una fuente de contaminación de las aguas subterráneas y un propagador medios de la enfermedad “, señaló el funcionario.

 

La base para la fabricación de esta fosa séptica son neumáticos de camión, logrados a menudo sin costo, que se desechan en las gomerías de la ciudad. Según la DMAE, este proyecto atrajo a muchos agricultores y personas que viven en granjas y viviendas precarias en las zonas periféricas, poco atendidos por redes de recolección de aguas residuales.

Cada fosa utiliza ocho neumáticos, divididos en dos módulos. La conexión se realiza directamente en el inodoro. En el primer módulo, se produce la descomposición de residuos por medio de bacterias. La materia orgánica se deposita en la base de este primer módulo, mientras que el líquido generado llega hasta el segundo módulo, donde las bacterias siguen actuando, eliminando hasta el 95 por ciento de contaminantes orgánicos. El líquido resultante, a través de un sumidero, se podrá usar para regadío.

Esta fosa séptica tendrá que ser limpiada por una empresa especializada cada 2-3 años, dependiendo de su uso lógicamente, la cual eliminará los residuos correctamente.

Como la mayoría de estos desarrollos, el proceso de construcción se puede conocer por medio de un manual que se baja gratuitamente de la web . La idea es no limitar el conocimiento de modo que todos los interesados puedan replicar la idea en cualquier lugar.

Fuente

Ecoinventos

http://www.dmae.mg.gov.br/

Ingresar un comentario

happy wheels